Welcome Login
Comadres Saludables / 0 Comments / 639 Views

Respeto y confianza: Cómo ser una comadre que apoya

02 marzo / 2018

Diversos estudios muestran que cuando estamos tratando de aprender comportamiento nuevo y saludable es mejor no hacerlo solas.  En De Las Mías, invitamos a todas las mujeres que quieran aprender nuevas formas de vivir a que se unan a una comadre o buena amiga para que se apoyen mutuamente en el trayecto hacia el cambio saludable.  

Aquí hay algunos consejos de cómo apoyar a una amiga o comadre que esté tratando de implementar cambios saludables:

  1. Escúchala primero. Luego ofrécele ayuda. Una vez que escuches a tu comadre sin interrupción, puedes decirle algo como: “Gracias por compartir eso conmigo”. O “En verdad ayuda mucho conocer tu motivación por este cambio.” Luego puedes ir a: “¿Qué puedo hacer para apoyarte?” Detecta las pistas que te da ella y respeta sus deseos. ¡Esto crea confianza y respeto!
  2. Pregúntale qué es lo que ella quiere que tú hagas.  Trata de ser específica sin ser muy metiche. Simplemente, decir “¿Qué puedo hacer para ayudarte?” es muy bueno. Algunas comadres hacen un acuerdo por escrito. ¡Eso es muy fácil de hacer ahora, con los mensajes de texto y el correo electrónico! Por ejemplo: “Sofía llamará a Carmen una vez por semana, para ver cómo le está yendo.”
  3. Sé buena escuchando.  A veces todo lo que necesitamos es alguien que nos escuche sin mucha interferencia. Déjala hablar sin interrumpirla. Esto crea respeto, un elemento importantísimo y crucial.
  4. Evita frases con “tú” y “deberías”. En vez de, “deberías dejar de comer tantas tortillas de harina”.  Intenta decir, “sabes, a mí me ayudó mucho cambiar a tortillas de maíz en lugar las de harina.”
  5. Comparte tu propia experiencia.  Compartir tu historia, aun cuando las cosas no van tan bien, genera confianza. Cimentar confianza abriendo tu corazón es mejor que dar consejos.
  6. Ofrece apoyo sin juzgar. Cuando tu amiga se sienta desalentada o que el esfuerzo es demasiado, puedes apoyarla diciendo: “Aquí estoy, contigo, comadre.” “¡Síguelo intentando!” O mejor aún, “¡vamos a hacerlo juntas!”

Puedes inscribirte aquí para recibir nuestra últimas noticias

Inscríbete ahora mismo.

¿Ya tienes cuenta? Inscríbete aquí


O Inscíbete con otra cuenta de social media:

Twitter  |  Facebook  |  Google