De los mejores ejemplos de platillos llenos de amor-¡la sopa de albóndigas nos rescata en noches de frío!