Welcome Login
Comadres Saludables / 0 Comments / 311 Views

Relajación Profunda: Cómo manejar el estrés y ser una supermujer tranquila y sana

27 septiembre / 2018

Cuando estamos estresadas — sobre todo cuando hemos estado estresadas o preocupadas por mucho tiempo — es importante cuidarnos y aprender formas para manejar el estrés para que no se convierta  en un problema de salud. Si leíste El estrés y cortisol ya sabes que existe evidencia científica que describe cómo los efectos del cortisol a largo plazo pueden causar problemas de salud, e incluso la acumulación de grasa en el centro del cuerpo — el síndrome de las lonjitas.  Resulta que las famosas lonjitas alrededor de nuestra cintura no es únicamente un problema cosmético. Hay una relación entre las lonjitas y el desarrollo de condiciones crónicas, como la obesidad, prediabetes, diabetes, problemas del corazón y presión alta.

En De Las Mías estamos llevando a cabo más investigación sobre los efectos negativos del estrés crónico, y conforme pasa el tiempo, seguiremos dándoles información actualizada, recomendaciones y técnicas de cómo manejar los efectos negativos del estrés crónico, o como empiezan a llamarlo los científicos, el estrés tóxico.

Una de las maneras más eficaces de sobrellevar el estrés tóxico es con la relajación profunda. La relajación profunda existe desde hace siglos. Tu abuelita la practicaba sin saberlo cuando rezaba el rosario todas las noches antes de dormir. Rezar el rosario ha sido un ritual de las mujeres latinas por siglos y apenas estamos descubriendo que, además de hacernos sentir más cerca a la Madre Santa, estábamos encontrando una forma — a través de la oración repetitiva — de relajarnos profundamente.   El “letigo” de hoy en dia – o “Letting Go” en inglés, es soltar las penas. Dejarlas ir es unas de las cosas más sanas que puedes hacer cuando estás muy estresada, y hay muchas maneras de hacerlo. Rezar el rosario es sólo una de ellas.

Al volverse más diverso culturalmente nuestro país,  vemos a más gente usando las cuentas de oración de otras culturas.  Puedes ver que algunas personas llevan puestas sus cuentas de oración en las muñecas. En Grecia tienen las cuentas komboloi, y las usan para calmarse.  ¡Mi amiga Julie tiene unas cuentas Griegas de amatista divinas! Yo tengo un hilo de cuentas de madera que uso en mi muñeca izquierda cuando estoy particularmente estresada. Me recuerdan que debo de respirar hondo varias veces al día y detenerme a disfrutar lo bello que son las rosas. También las uso para repetir la Oración de la Serenidad o incluso unos cuantos Aves Marías si me encuentro en situaciones difíciles.

Básicamente, la oración repetitiva, como el rosario, el recitar un mantra o la Oración de la Serenidad, nos lleva a un estado meditativo, de relajación. Este estado meditativo es una relajación profunda, y nos ayuda a  sobrellevar los efectos negativos del estrés.

Nosotras las nerviosas, las que no podemos quedarnos tranquilas, usamos la técnica de meditar caminando que les compartimos hace unas semanas. Tengo comadres que sienten el mismo beneficio cuando se ponen a tejer. Existen varios estudios que vinculan el tejido con beneficios para la salud, mejor memoria y como una manera de relajación profunda.

Encuentra tu propia manera de llegar a un estado de relajación profunda por lo menos una vez al día. Hay muchas apps móviles muy buenas que puedes instalar que te ayudarán a meditar, pero recuerda, el objetivo es el mismo: la relajación profunda.

¡Namaste, Comadres!

Les comparto una técnica que aprendí hace muchos años cuando trabajaba en la Universidad de Arizona, en el Centro de Artritis con personas que padecían dolor crónico:

  1. Encuentra un lugar tranquilo donde nadie te moleste en por lo menos 15 minutos.
  2. Siéntate en una silla en una posición cómoda, o en el piso, con tu espalda recargada en la pared.
  3. Respira profundo. Inhala por la nariz y exhala por la boca. Cierra los ojos y respira despacio y profundo.
  4. Repítelo. Haz por lo menos 5 respiraciones profundas y siente tu cuerpo relajarse.
  5. Deja ir cualquier tensión en tu cuerpo. (Letigo)
  6. Identifica dónde sientes tensión y dirígete ahí con tu mente y respira.
  7. Ahora, empieza con tus pies, ¿cómo se sienten? Relájalos. Dirige tu respiración hacia los pies y relaja los músculos.
  8. Ahora, sube a tus pantorrillas, relájalas; deja ir cualquier tensión que tengas en tus pantorrillas.
  9. Ahora sube, respirando profundamente en tus muslos. Relájalos.
  10. Sube a tus caderas, tu cintura y tu pecho. Respira lento y relájate.
  11. Continua subiendo hacia el cuello y muévete de adelante hacia atrás lentamente hasta que sientas los músculos de tu cuello relajarse. Sigue respirando lento y profundo.
  12. Ahora sube a la cara, tu boca, tu mandíbula, tu nariz, tus ojos y toda la cabeza. Deja ir cualquier tensión que sientas en el cuerpo.
  13. Ahora, regresa a tu espalda y trata de relajar los músculos de la espalda, los glúteos y atrás de tus piernas, hasta llegar a tus pies.
  14. Haz unas cuantas respiraciones profundas más.
  15. Quédate en esta posición de relajación unos minutos más. Cuando estés lista, abre los ojos
  16. Ahora, lentamente, párate y sigue tu día.

Hay otras maneras de lograr un estado de relajación profunda. Les compartimos anteriormente la técnica de la Visualización del Santuario en el Mapa de Visión. Hay muchas técnicas de Visualización Creativa que son divertidas y te relajan, pero esta técnica sencilla es un buen punto de partida.

¿Practican alguna técnica de relajación profunda? ¿Qué  les funciona mejor? ¡Compartan su conocimiento, Comadres!

Les deseo Paz, Comadres.

¡Buena Suerte!

 

 

Fuente:

Benson, Herbert. The Relaxation Response. 2000. Harper Collins

Riley, J., et al. The Benefits of Knitting for Personal and Social Wellbeing in Adulthood. Findings from an International Survey. Journal of Occupational Therapy. February 15, 2013. https://doi.org/10.4276/030802213X13603244419077

Gawain, Shakti. Creative Visualization: Use the Power of Your Imagination to Create What You Want in Your Life. 2002. Nataraj Publishing.

Puedes inscribirte aquí para recibir nuestra últimas noticias

Inscríbete ahora mismo.

¿Ya tienes cuenta? Inscríbete aquí


O Inscíbete con otra cuenta de social media:

Twitter  |  Facebook  |  Google