8 tips en cómo disfrutar de caminatas en el campo con tus hijos.

Nos cuenta nuestra comadre, Liz…“A mí, siempre me ha encantado el campo. Cuando Marty y yo andábamos de novios, salíamos a caminar por el campo todos los fines de semana.  Era mi manera favorita de mantenerme “fit” y para mí, salir a caminar es esencial para manejar el estrés. Cuando vinieron los niños, yo quería que ellos también disfrutaran de esta actividad tan sana y bella.”

“Al principio me daban nervios sacarlos al campo. Mis hijos siempre han sido inquietos y tienen mucha energía,” nos dice Liz.  “Ya me imaginaba que Ricardo se quebraba un brazo trepando árboles y que Agustín se caía por una barranca por correr en lugar de caminar.”

Liz aprendió muy pronto que llevar a niños menores de 6 años a una verdadera caminata en el campo no era realístico.

“Pues me di cuenta de que estaban demasiados pequeños para largos trechos y me tuve que adaptar.”

Entonces se decidió que era muy importante tener un plan para los niños más pequeños.  “A los más pequeños se los lleva uno con el plan de salir al aire libre, gozar de un día bonito y de jugar.”

Ya de la edad de los 7-9, se les puede llevar con el plan de ir por una excursión más larga.

Determinada a inculcarles el amor a la naturaleza, Liz siguió con su plan y empezó una tradición familiar muy bella.

“La primavera es la temporada ideal para comenzar aventuras en la naturaleza. Empezamos despacio y poco a poco nos fuimos convirtiendo en una familia aventurera. Ahora a mis muchachos les encanta el campo y las excursiones.  ¡La pasamos divino juntos y es una de las cosas que nos hace sentir más fuertes, unidos, y saludables!”

Liz nos compartió estos tips en cómo disfrutar de actividades en la naturaleza con tus hijos:

  1. Invita a la familia entera.

    Todo es más divertido cuando lo hacemos con la gente que amamos. Invita a toda tu familia. Invita a tu abuela, a tus tías y a otras super-mamás a salir al aire libre. Caminar es una actividad de bajo impacto, perfecta para personas de todas las edades y niveles de aptitud física. No tiene que ser una caminata larga.  Escoge un lugar bonito y sal por una caminata de una media hora para empezar. O pueden ir por una hora, y descansar por el camino…ir por media hora, comer algo y luego regresar.

  2. Hazlo fácil & con suficiente tiempo:

    Especialmente en tus primeras aventuras, elige una caminata corta o con un pequeño recorrido, con una veredita plana y con poca ascensión. Ojalá vayan en busca de una vista espectacular, algún rio, cascada o lago que encontrar. Si los pequeños se distraen durante la excursión, no te preocupes; el propósito es el paseo, no el destino; así que dales suficiente tiempo a los niños para mirar, explorar e investigar.

  3. Prepárate para cualquier cosa:

    Cómo madre latina, sabemos que siempre estás preparada para enfrentar casi todo. Pero las rutas y senderos pueden darte algunas sorpresas. Asegúrate de llevar lo esencial para una excursión.

  • Mapa o guía
  • Gafas de sol
  • Crema solar
  • Ropa de repuesto
  • Linterna
  • Botiquín básico
  • Fósforos
  • Cuchillo
  • Comida extra
  • Móvil cargado

También puedes llevar algunos artículos para los niños como lupas, binoculares y silbatos de seguridad. Aunque no  haga mucho frio, siempre lleva ropa extra para la lluvia o para reemplazar si los niños se mojan o se enlodan.

  1. Toma descansos & mantente positiva:

    Si vas a organizar caminatas un poco más largas, ya sea más de 2 horas, acuérdate que hacer excursiones requiere bastante energía. Descansen en la ruta para explorar bien en lugar. Coman una merienda saludable y beban agua en camino. Todo esto ayudará a mantener la energía de todos. Mientras los niños exploran alrededor, dales refuerzos positivos para que se sientan bien de intentar algo nuevo. Recuérdales que son fuertes y aventureros.

  2. Juega a sigue al líder:

    Permite que los pequeños guíen la caminata.  Esto les ayudará a que se sientan involucrados. Asegúrate de cambiar de líder para que todos tomen un turno. Esto ayudará a que se sientan comprometidos hasta el destino final y te aseguras de ir a un ritmo apropiado para todo el grupo. Para mantener la emoción, inventa juegos para el camino. Pueden contar pájaros, flores o tipos de árboles que vean en el camino. Esto hará que la caminata sea divertida y educativa.

  3. No dejen huella:

    Hacer caminatas ayuda a crear un estilo de vida saludable no solo para la familia sino para el lugar donde van a explorar. Lleva contigo una bolsa para la basura y jueguen a recoger la basura que esté tirado por el camino. Así dejaron el lugar mejor que lo encontraron. Incúlcales a tus hijos que juntos podemos ayudar a cuidar y preservar a la naturaleza.

  4. Entre más caminatas, mejor:

    Haz una tradición de familia salir a caminar y a tomar excursiones. Las tradiciones son motivantes, especialmente cuando las hacemos juntos. Comparte el turno de planear la aventura con otras mamás o miembros de la familia. Pueden elegir un fin de semana cada mes para tomar excursiones. Para que todos se involucren, deja que tus hijos elijan algunas actividades y que aprendan a hacer su propia mochila para la excursión. (Siempre dándoles una lista con todo apuntado para que se vayan acostumbrando.)

  5. Lleva récord de tu progreso.

    Usa el log de actividades que puedes encontrar en el App de De Las Mías. Toma fotos para compartir. Lleva un récord de la excursión. Esta es una manera de motivarte y de cumplir tus metas. Descarga la App De Las Mías para aprender más maneras de motivar a tu familia a que sea más activa.

¡Compártela con tus amigas y familiares!

Leave a Reply

%d bloggers like this: